Categoría: Ecología , 08 Agosto, 2017

No son noctilucas, no es la luz mala… ¿Qué es?

No son noctilucas, no es la luz mala… ¿Qué es?

Las últimas noches de verano en La Paloma se vio un fenómeno extraño en el mar. Locales y turistas por igual quedaron atónitos por la fluorescencia azul que iluminaba las olas y dejaba una estela brillante en la arena, como si en alguna parte de la playa hubieran puesto una luz violeta de discotecas. O como si de repente, la costa de Rocha se hubiera convertido en el planeta Pandora de la película Avatar. El efecto visual fue más intenso la noche del 16 de marzo.

bioluminiscencia.pngRegistro de una privilegiada cámara presente la noche de mayor fluorescencia. 

“Serán noctilucas, comentaban los vecinos. Pero la luz era mucho más potente que los famosos microorganismos que algunas veces dan destellos flúor al agua. Tan potente, que las personas que se metían en el agua salían con el cuerpo brillando. La fluorescencia se expandió hacia el este a La Pedrera, el Cabo y Aguas Dulces. También hay quienes lo vieron en la zona de Cuchilla Alta en tonos de verde fosforescente, y en Piriápolis.

fluor.jpg

Develando el misterio

Según el reporte del portal La Paloma Hoy, la Lic. Ana Martínez, de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, confirmó que no eran noctilucas las que iluminaron el agua. Tampoco es un fenómeno sobrenatural: ni luces malas, ni una invasión alienígena. Se trata de la bioluminiscencia, un fenómeno visual muy particular, que nunca se había registrado con esa intensidad en nuestra costa. Los causantes son los dinoflagelados (sí, también nos costó leerlo de una), unos animales microscópicos que tienen un sistema de iluminación que se activa con el movimiento de las olas.

olas.jpg
 

Si bien las noctilucas son los dinoflagelados más comunes, en este caso se trató de los Alexandrium fraterculus, los mismos que tiñen de rojo el agua durante el día cuando se encuentran en un alto nivel de densidad. No son organismos tóxicos, aunque por la alta densidad puede generar irritación en los ojos, como les ocurrió a varios surfistas.

olas-2.jpg

Un viaje a California

Hace casi cuatro años un fenómeno similar había sucedido en Estados Unidos, en las playas de San Diego, California. Los videos recorrieron el mundo y hoy aún siguen impactando. En aquella ocasión, explica la científica Ana Martínez, se debió a otro organismo fluorescente, que también tiñe de rojo en el día y de azul a la noche.

Así que si en el Este (o en California) ven las olas brillando en la oscuridad, no entren en pánico: son solo organismos que florecen en el agua y que, a veces, están en cantidades más altas de lo normal. Aunque un poco nos guste pensar que hay algo mágico en la orilla o que de repente nos trasladamos al planeta de Avatar.

avatar.gif
 

¡Gracias César Gamarra  por compartir tus fotos con Casas en el Este!


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?
Inicia sesión o registrate
para agregar a favoritos
Correo electrónico
Continuar
O
Ingresar con Google
Ingresar con Facebook
icono Bienvenido de nuevo.
Ingresa tu contraseña
Tu contraseña Contraseña incorrecta.
Continuar
Estas ingresando como .
Cambiar de cuenta
Olvidé contraseña

Envíamos un correo a . Revise su correo y siga los pasos indicados para recuperar su contraseña

icono Escribe una contraseña
para registrarte
contraseña Contraseña inválida. Debe contener mínimo 6 caracteres.
Continuar
Hacer esto despues
icono Vivis con alguien más?
Mostrale lo que estas buscando
Correo electrónico de la persona con quien vivis Correo inválido.
Continuar
-->