Categoría: Balnearios , 23 Abril, 2018

Maldonado y sus 725 nombres con historia

Maldonado y sus 725 nombres con historia

Maldonado es uno de los departamentos del Este más visitados por turistas en el verano, sobre todo las zonas de Punta del Este y Piriápolis. Sin embargo, Maldonado es muchísimo más que su costa. Eso es lo que quiso reflejar el comunicador puntaesteño Marcos Salaberry al escribir su libro “Maldonado. Nombres con historia”, una publicación independiente reciente que relata la historia y el origen de setecientos veinticinco lugares de Maldonado.

El libro funciona como un diccionario de toponimia de diversos puntos del departamento: desde pueblos, ciudades y parajes hasta arroyos, cerros y playas, todos las locaciones se encuentran ordenadas alfabéticamente y cuentan con una descripción del origen del nombre propio de cada una. De esta forma, la obra de Salaberry no solo se presenta como diccionario si no también como un libro de historia o como una guía turística, porque también se incluyen datos curiosos y anécdotas del lugar.

Algunas curiosidades fernardinas


Entre algunas de las curiosidades que nos revela este libro, podemos destacar el uso de la lengua guaraní en muchísimos de los lugares que describe la obra. Por ejemplo, el cerro Tupambaé ubicado en las Sierras de las Ánimas significa “cosa sagrada” o “lugar donde habita Dios”, I’Marangatú significa “aguas tranquilas”, y las Grutas de Salamanca provienen de salamanc, una palabra guaraní que significa “ritual” o “lugar oculto”. Además, en estas Grutas (a las cuales se accede por la ruta 13, cerca de Aiguá), vive la colonia de murciélagos más grande del Uruguay y también fue allì donde se refugió el matrero Gregorio Lemos, a inicios del siglo XX.


El hermoso paisaje de la Sierra de las Ánimas

También hay relatos interesantes sobre los orígenes de localidades como Pan de Azúcar, Pueblo Edén, San Carlos, Garzón, la misma San Fernando de Maldonado  o José Ignacio. Este último lugar, por ejemplo, nació en 1877 cuando se construyó el faro, y su nombre refiere a José Ignacio Silveira, un señor que algunos describen como faenero, otros como estanciero y otros hasta como un tropero indígena de las Misiones Jesuíticas. 

Las leyendas y misterios tampoco se le escaparon a Salaberry: cuenta historias como la de El Peñasco (anteriormente Los cerros de Seijo), un punto alto entre Maldonado y San Carlos, donde supuestamente un pirata francés llamado Francois Turnier enterró un gran tesoro de piezas de plata y oro en el siglo XIX. Según esta leyenda, por muchos años lugareños y extranjeros cavaron el cerro hasta llenarlo de pozos, pero el “tesoro” nunca fue encontrado.

Si bien “Maldonado. Nombres con historia” es un libro terminado, todavía sigue abierto a escribirse: aún pueden existir lugares o historias que el autor no haya podido investigar en Maldonado, y es por eso que él convoca en la obra misma a cualquier persona a colaborar con aportes sobre anécdotas de relevancia, hechos históricos o lugares, con el objetivo de sumarlos a una próxima edición.

Maldonado es un departamento con muchísimas bellezas, y en donde, verano a verano, se generan experiencias y momentos inolvidables para muchas personas que lo visitan o viven en él. El autor de este libro contribuyó a llevar algunas de estas experiencias al papel y a mostrar a los futuros turistas –pero también a los propios fernandinos-algo de las verdaderas raíces de esa tierra.

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?