Categoría: Academy , 08 Agosto, 2017

¿Cómo detectar una estafa informática?

¿Cómo detectar una estafa informática?

Internet nos facilitó mucho las cosas. ¿Cuándo pensamos, por ejemplo, que íbamos a poder alquilar una casa para las vacaciones sin movernos de nuestro escritorio? Pero, como todo avance, la revolución web también tiene su contracara y es terreno fértil para -ya no tan- nuevas modalidades de delito. Una de ellas es la que trataremos hoy: las estafas informáticas. ¿Cómo detectar a tiempo este tipo de maniobras? ¿Cómo proceder para no caer en la trampa? Te lo contamos todo para que puedas disfrutar todas las posibilidades de Internet sin ningún tipo de amenaza.

3_0.jpg

Cómo detectar una estafa informática

Si bien son muchas las formas en las que se puede llevar adelante una delito de este tipo, hay ciertos mecanismos que suelen repetirse en todos los casos.

Estas son las ocho claves para reconocer si estás ante una estafa informática:

1) El estafador siempre se hace pasar por alguien que no es y casi siempre afirma estar lejos, en otro país o en un lugar remoto. ¿Cómo detectarlo? Las comunicaciones casi siempre vienen de remitentes desconocidos o dudosos.

2) Promete un beneficio tentador: la entrega de un premio o envío de un monto de dinero importante a cambio de un bien o servicio, por el que está dispuesto a pagar el precio que sea. Claro que este pago nunca se concreta y el que termina enviando dinero es el destinatario.

Un claro ejemplo de esto fue lo que ocurrió a principios de noviembre en Casas en el Este, donde un hombre que se hacía llamar Yván Bridge se puso en contacto con más de 130 anunciantes para alquilar sus propiedades por 6 meses, pagando la suma de dinero que se le pidiera, fuera cual fuera. Les contamos toda la historia, paso a paso, en esta nota: Yván Bridge: manual de un intento de fraude.

3) El estafador pide datos personales para realizar transferencias de dinero o envíos lo antes posible.

4) Busca ganarse la confianza del destinatario: envía links a web falsas o documentación que parece real y fiable y que, claramente, no lo es.

5) Le pide plata al destinatario para destrabar la transferencia de dinero o el envío de un supuesto paquete. Asegura que para poder llevar a acabo estas acciones tiene que pagar impuestos, gastos de envío, tasas…

6) Una vez avanzado el intercambio de mensajes, el estafador suele cambiar las reglas del juego: comienza a enviar mails desde otra dirección de correo y anuncia que el dinero que iba a mandar por una vía lo va a mandar finalmente por otra. Todo esto se hace con el objetivo de alargar la conversación y tener más tiempo para convencer a su víctima.

7) El estafador nunca brinda un teléfono fijo donde poder contactarlo.

8) A veces la estafa sucede solo una vez: luego que el estafador consigue el dinero que reclama, desaparece. Otras, el delincuente reinventa nuevos reclamos para conseguir más envíos hasta exprimir todo lo posible a la víctima.

1_0.jpg

¿Cuáles son los casos más frecuentes de estafa informática?

La vía de comunicación más utilizada por los estafadores es el correo electrónico. Ahora también se están implementando estafas a través de Whatsapp.

Estos son los ganchos y llamados de atención más recurrentes en las estafas:

1) Propuesta laboral: Se trata de una oferta muy tentadora, en la que el destinatario va a recibir muchos beneficios, siempre y cuando esté dispuesto a invertir una suma de dinero inicial. Le pueden ofrecer también invertir en un negocio u ofrecerle un préstamo que requiere un pequeño anticipo de pago.

2) ¡Ganamos un premio! ¡Nos beneficiamos de una herencia!: Para poder “reclamar lo que es suyo”, se le pide al destinatario que gire determinado monto de dinero para gastos de envío o para trámites específicos. En este caso los estafadores suelen dar un teléfono falso. Si llamamos nos va a atender alguien que va a confirmar los datos brindados en el mail, haciéndose pasar por un abogado, escribano o miembro de alguna empresa o entidad.

3) Un amigo en apuros: Es frecuente recibir “noticias” que hablan de un amigo o familiar que viajó al exterior y le robaron la billetera y los documentos (de hecho fue un caso muy denunciado en el último año). Piden que el destinatario gire dinero para el pasaje, para pagar una multa mientras está retenido en Aduana o cualquier otra excusa más o menos vital.

Finalmente nos informan que nuestro amigo o familiar en apuros no puede retirar el dinero que enviamos porque no tiene documentos. Por eso, debe ser enviado a nombre de un supuesto buen samaritano... La misma modalidad se utiliza con familiares que viven en el exterior. En este caso, además de obtener dinero, se quedan con datos importantes de la persona que luego utilizan para usurpar su identidad y mandar nuevos mails, para nuevas estafas, con su nombre y datos personales.

4) Inquilinos muy prometedores: Manifiestan su interés en alquilar una casa o apartamento y están dispuestos a hacerlo pagando cualquier precio. Usualmente se trata de personas que dicen estar en Asia o África. Envían copias de pasaportes y documentos varios, todo falso. En un punto de la comunicación reclaman dinero para pagar impuestos o timbres y poder girar así el dinero para el contrato del alquiler, algo que nunca termina sucediendo.

5) Casas o productos con precios muy bajos: Los estafadores publican avisos de ofertas sorprendentes en sitios gratuitos o de bajo costo, donde no hay mucho control sobre los anunciantes. El interesado, para asegurarse la posibilidad de alquilar la casa o comprar ese producto tan barato, giran un porcentaje del costo total al dueño. ¿Cómo termina? El producto nunca llega; la casa no existe (o no era de ese anunciante).

6) Pishing: En este caso el estafador se hace pasar por una persona de confianza o una empresa (casi siempre bancaria) para obtener datos como tu contraseña de correo electrónico, información sobre tarjetas de crédito o tus cuentas de banco. ¿Cómo lo hacen? Usualmente envían un formulario, usando sin ningún tipo de pudor la imagen institucional y logos de un banco, y te piden completes la información que falta. ¡En algunos casos dicen incluso que piden estos datos para proteger a los clientes de supuestos estafadores!

En este artículo, elaborado por la empresa informática Panda, podrán encontrar más detalles sobre esta modalidad de delito informático.

7) Ukash: Al destinatario le llega un mail que supuestamente envía la Policía, donde se le pide que gire dinero para pagar una multa por mirar sitios web con contenido para adultos.  Les dejamos un artículo donde el Ministerio del Interior advierte sobre este tipo de delito y explica cómo evitar caer en la trampa.

4_2.jpg

Parar las antenas y estar atento si…

  • Recibís un mail sospechoso: Siempre desconfiar de correos electrónicos de procedencia dudosa, o que manejen nuestro idioma de forma poco clara.

Si llegan a tu casilla mails de un destinatario conocido pero con asuntos extraños, también es importante que seas cuidadoso. Estos estafadores pueden obtener el nombre de tus contactos y utilizarlos para que caigas en la trampa.

No hagas clic ni descargues ningún archivo de un mail que no estés 100% seguro de la procedencia y el motivo.

  • Te piden datos personales y contraseña: Es importante que no brindes estos datos ni directa ni indirectamente. No existe ningún banco que pida vía mail, Whatsapp o mensaje de texto corroborar los datos de la tarjeta de crédito que ellos mismos dieron. Las empresas tampoco solicitan este tipo de información personal vía mail, ni identificación ni contraseña. Sin embargo, hay estafadores osados que usan con descaro logos de empresas reales para pedir datos personales.

A la hora de hacer compras por internet, es importante que sigas el mismo criterio y tengas las mismas precauciones: comprá sólo en sitios confiables y conocidos, y siempre escribiendo directamente la dirección del sitio en el navegador.

  • Un desconocido te pide que le transfieras dinero: Los estafadores usan empresas confiables como, por ejemplo, Money Gram o Western Union. En el propio sitio web de Western Union dice que este tipo de transferencias son eficaces entre personas de confianza, y se recomienda no hacer transferencias entre desconocidos o personas cuya fiabilidad no tengamos forma de comprobar. También aconsejan nunca enviar dinero para pagar impuestos, tarifas o tasas por supuestos premios ganados en otro país.

2_0.jpg

¿Qué hago si ya caí en la trampa y los estafadores ya cuentan con mis datos personales?

Si luego de enviar datos personales comenzás a sospechar que se trata de una estafa:

1) Interrumpí la comunicación

2) Avisá a la empresa involucrada (un banco o una empresa de giros), si es que existe.

3) Hacé la denuncia lo antes posible en la unidad policial más cercana. Allí te van a indicar los pasos a seguir.

4) En la medida que puedas, cambiá los datos que hayas enviado: poné una nueva contraseña en tu correo, cancelá la cuenta de tu banco y abrí otra.

Cómo actúa Casas en el Este ante un posible caso de estafa

En Casas en el Este siempre estamos atentos y en alerta para poder detectar cualquier movimiento extraño. Si creemos que estamos ante un caso de intento de estafa, lo primero que hacemos es buscar en nuestra base de datos algún comportamiento poco usual (por ejemplo, una consulta que se haya enviado decenas de veces a anunciantes distintos sin ningún patrón común. Es raro que a un supuesto huésped le sirva tanto un rancho en Valizas como un monoambiente en Piriápolis o un chalet lujoso en Punta del Este).

Si detectamos algo inusual, nos ponemos inmediatamente en contacto con los anunciantes que podrían estar afectados. Luego nos comunicamos con todos nuestros clientes para alertarlos, decirles el nombre de la persona que está haciendo este tipo de consultas y con qué dirección de correo electrónico está operando.

Si comprobamos que existió una estafa o un intento, no podemos nosotros como empresa hacer la denuncia. Esto, según la legislación uruguaya vigente, le corresponde al damnificado directo. No hay necesidad de que la estafa sea consumada, la denuncia puede hacerse en caso de sospecha, en cualquier unidad policial.

A los delincuentes les basta con que una mínima cantidad de sus víctimas caigan en el juego que proponen para sacar beneficios. Es importante que estemos atentos y en contacto.

Si detectan algún movimiento raro o algo les causa sospecha, no duden en  contactarse con nosotros.

Nos pueden escribir a contacto@casaseneleste.com o llamarnos al 097 000 222 .

Si estamos atentos y en contacto, tenemos menos probabilidades de ser víctimas de este tipo de delitos.


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?