Guía turística de Santa Teresa | Casas en el Este


Santa Teresa


Santa Teresa

Santa Teresa combina como pocos lugares la playa y el ecoturismo. Está principalmente orientado al camping (sin dudas, el mejor camping del país), aunque también hay cabañas para los que desean alojarse con más comodidad y hay una amplia lista de atractivos para quienes visitan el parque por el día. Tiene zonas de esparcimiento, paseos, picnic, extensas playas y un privilegiado entorno natural con rica fauna y flora, tanto nativa como exótica. Está  muy cerca de la Laguna Negra, zona ecológica que también se puede visitar. En resumen: mil hectáreas gratuitas de armonía y tranquilidad.

entrada.jpg
Ingreso al Parque

Ubicación

El Parque Nacional de Santa Teresa se encuentra en el kilómetro 302 de la ruta 9. El acceso está bien señalizado.

Historia

En el año 1762 los portugueses construyeron en esta zona una fortaleza que luego pasó a manos de los españoles y finalmente de los orientales en 1828. El fuerte quedó abandonado hasta ese año, cuando el historiador Horacio Arredondo comenzó las gestiones para su restauración, incluyendo la planificación de un parque a su alrededor, que es en lo que hoy se ha convertido toda la localidad. Compartimos con ustedes la biografía de Arredondo, que incluye también información detalla del parque.

Playas

Extensas y agrestes, las playas de Santa Teresa se consideran entre las más hermosas en Rocha. Son cuatro en total:

  • La Moza: Con excelentes olas ideales para surfistas, es la más frecuentada por el público joven, ya que cuenta con un boliche en la arena que pasa música todo el día.
  • Las Achiras: Tiene la bajada más accesible de todas, y se destaca como el mejor punto pesquero del balneario. También convoca a los surfistas, aunque es más solitaria que La Moza. 
  • Playa del Barco: Es la menos concurrida de todas, indicada para quienes buscan más tranquilidad. Gran preferida de los que vacacionan en familia.
  • Playa Grande: Como su nombre indica, es la más extensa de las playas de Santa Teresa. Continúa hasta Punta del Diablo y se puede recorrer a pie, conectando los dos balnearios.
playa1.jpg
La vegetación es un distintivo de las playas. (Foto: Damián De Amorín)

Actividades

Santa Teresa es un destino elegido tanto por la familia que va a descansar como por el público joven que va a acampar entre amigos. Su entorno y servicios cubren un abanico de posibilidades en el que todos encuentran su espacio.

Aparte de conocer sus playas, surfear, pescar y por supuesto acampar en el parque, hay otras actividades clásicas para hacer en Santa Teresa. Visitar la Fortaleza, con sus 250 años de historia, es una opción ineludible. Otra de las posibilidades es conocer la Laguna Negra, donde se aprecia una reserva biológica muy importante. 

Dentro del parque, existen más opciones que también apuntan a la naturaleza y el ecoturismo: el Sombráculo, la Pajarera, el Chorro, el Invernáculo y el Rosedal. Los que gustan de las caminatas disfrutan especialmente del parque, que cuenta con más de 60 kilómetros de senderos.

En la noche se puede compartir un fogón, ir a comer algo al parador o bailar en el boliche del lugar.

Paseos

Fortaleza Santa Teresa: Tiene su propio acceso en el kilómetro 306 de la Ruta 9, aunque también se llega por los caminos internos del parque. La Fortaleza fue construida por los portugueses en el año 1762 y hoy, tras su profunda restauración, está en perfectas condiciones y funciona como museo. Días y horarios: En verano, miércoles a domingos de 13 a 19 hs. En invierno, viernes a domingos (y feriados) de 10 a 17 hs. Costo: $20 por persona.

Fortaleza_Bandera1_0.jpg
Fortaleza de Santa Teresa. (Foto: Gustavo Fernández)
  • Laguna Negra: Ubicada del otro lado de la ruta 9, se llega por el mismo acceso por el que se entra al parque, pero en dirección opuesta. Es la laguna más extensa del Uruguay y alberga una importante reserva de flora y fauna, junto a una estación biológica de unas 700 hectáreas y un observatorio de aves. Un paraíso para el turismo ecológico.
  • Invernáculo: Construido en 1939, se sitúa en la calle que forma el acceso principal al parque. Aquí se cultivan especies tropicales muy diversas, gracias a su cuidada estructura. Su estructura en granito tiene cúpulas de vidrio que impiden a la luz del sol llegar de forma directa, más un sistema de calefacción y humedad controlada, lo que permite el desarrollo de especies de los cinco continentes.
  • Sombráculo: También creado en 1939 y situado en el acceso principal, está dedicado al desarrollo de más de 90 especies sub-tropicales de todas partes del mundo. Además tiene en su interior un acuario, que hace más atractivo el paseo.
  • Rosedal: Es un jardín con aproximadamente 300 tipos de rosas, situado entre el Invernáculo y el Sombráculo.
  • Pajarera: Cuando fue creada en 1930, su objetivo inicial era aclimatar a las especies de aves nativas y exóticas antes de ser liberadas en el parque. Hoy su función consiste en tomar aves en peligro de extinción, asistir su reproducción en cautiverio y devolverlas luego a su entorno natural. Además de aves hay otras especies silvestres (como bambis y monos) y varias atracciones para la familia: puentes, lagos, caminos, juegos infantiles. 
pajarera.jpg
Pajarera de Santa Teresa. 

El Chorro: Es una piscina seminatural, construida en piedra, que aprovecha los desniveles acumulando agua. Muy disfrutada por los niños. Es además un punto de referencia en el Parque, ya que cerca están los principales servicios y en su entorno suelen hacerse espectáculos en verano.

Balnearios cercanos

Unos 8 kilómetros al sur de Santa Teresa, pasando la Playa Grande, está Punta del Diablo, un encantador pueblo de pescadores que se ha convertido en un recurrente destino turístico con una buena oferta de servicios, movida nocturna y playas muy concurridas. Por su cercanía, muchos de los que veranean en Santa Teresa visitan con frecuencia el balneario vecino, sobre todo los jóvenes que buscan una noche más animada que la del Parque. En verano, hay camionetas que llevan todas las noches a los acampantes hasta Punta del Diablo y retornan de madrugada.

punta-del-diablo.JPG
Punta del Diablo. 

Al norte del Parque se encuentra La Coronilla, que si bien tiene servicios similares a los de Santa Teresa, ofrece paseos alternativos como visitar el Cerro Verde y cruzar desde allí a las islas Verde y Coronilla en un bote pesquero. Los interesados en ecoturismo tienen también para conocer el centro Karumbé, que se encarga de rehabilitar y cuidar el hábitat de las tortugas marinas. 

Más allá, limitando con Brasil, está Barra del Chuy, donde se vive una interesante movida nocturna y aparecen otros paseos como el vecino brasilero Barra do Chuí, el faro que se encuentra en la desembocadura del arroyo Chuy y el parque acuático en Camping Chuy. Muchos veraneantes de Santa Teresa aprovechan la cercanía con la ciudad fronteriza de Chuy (a pocos minutos en auto) para adquirir provisiones a precios mucho más bajos que los del parque. 

Gastronomía

Dado que es una zona principalmente de camping, Santa Teresa no cuenta con restaurantes importantes. Aún así tiene opciones para comer platos sencillos. 

Para una mayor variedad gastronómica lo mejor es trasladarse a Punta del Diablo, donde se pueden probar muy buenos mariscos.

Vida nocturna

La vida nocturna de Santa Teresa es mucho más quieta que la de su vecino Punta del Diablo, y por eso es un muy buen lugar para los que buscan descanso. Sin embargo, principalmente durante los primeros días de enero, los jóvenes (que predominan en el balneario) encuentran dónde salir a divertirse.El balneario está especialmente animado en Reveillon (Año Nuevo) por la alta concurrencia de brasileros. Ya en la segunda quincena y en febrero, el perfil se torna mucho más familiar y disminuyen las opciones nocturnas (con un leve “retorno” de la juventud en Carnaval y los fines de Semana). 

La diversión en las noches de enero tiene varias posibilidades. Todos los años abre un boliche frente a la Fortaleza (en 2015 se llamó “La Forta”), con bandas en vivo todas las noches, barras y música para bailar hasta tarde. En la explanada al lado de El Chorro hay espectáculos de circo y bandas casi todos los días. El bar Teo, más tranquilo y con perfil de restaurante, tiene música en vivo algunas noches. 

¿Sabías qué?

  • El Parque Nacional Santa Teresa es uno de los parques más grandes del mundo creados por la mano del hombre. Tiene 2 millones de árboles con especies de los 5 continentes.
  • Desde hace más de 60 años, el Parque es administrado y mantenido por el Ejército Nacional. Hay más de 100 funcionarios que se encargan del mantenimiento del lugar durante todo el año. Compartimos con ustedes una entrevista del Semanario Voces al Director del parque, donde habla sobre el funcionamiento de las instalaciones, la administración del predio y su mantenimiento, entre otras cosas.

Servicios

Durante todo el año, los servicios están centralizados en la zona de la Capatacía, a la entrada por el acceso principal. Allí hay un supermercado, centro de informes, restaurante, cajero, una oficina telefónica y las agencias de transporte. Esto es a unos 5 kilómetros del camping, así que conviene ir en auto fuera de temporada. 

En verano, los servicios cerca de la playa se activan. En la zona de El Chorro se pueden encontrar agencias de ómnibus, heladería, baños con agua caliente para el camping, servicio de bomberos, cibercafé, zona de picnic, parrilleros, teléfonos públicos, y un supermercado. 

Atención: en temporada la cantidad de gente a veces desborda al super y para comprar algo hay que hacer largas colas. Lo mejor en estos casos es ir “temprano”, cerca de las 17 hs., ya que el supermercado cierra de 15 a 17. Quienes estén en auto pueden ahorrarse el tiempo de espera y  trasladarse hasta el supermercado en la Capatacía.

En la zona de camping de Cerro Chato también hay un pequeño supermercado y un parador para comprar minutas. 

Existe muy buena conexión de ómnibus desde la Terminal (a la entrada del Parque), tanto hacia Montevideo como hacia el Chuy. Dentro del parque hay un servicio interno que conecta las distintas zonas del camping con la Terminal.

camping1.jpg
En verano, la imagen se repite: una carpa junto a la otra. (Foto: Flora Baker) 

Costos

El servicio de camping tiene diversas tarifas por persona por día (todas por una estadía mínima de tres días):

Temporada Alta: Parcelas con agua y luz: $120 
Parcelas simples: $80 

Temporada Baja, a partir de marzo: Parcelas con agua y luz: $80 
Parcelas simples: $50 

Cabañas en Temporada Baja Para 6 personas: 2 dormitorios, cocina, comedor, baño con agua caliente: $500

El Parque todo el año

El parque está abierto todo el año y cualquier época es buena para hacer los paseos ecológicos y disfrutar del paisaje. Fuera de temporada, solo funcionan los servicios en la zona de Capatacía. Es posible acampar y alquilar cabañas a precios mucho más accesibles entre marzo y diciembre.


Dejá tu opinión sobre este artículo

Ubicación

Otras localidades cercanas a Santa Teresa