localidades de San Sebastián de la Pedrera en | Casas en el Este

San Sebastián de la Pedrera


San Sebastián de la Pedrera


San Sebastián de la Pedrera

Por fuera de los circuitos tradicionales de Rocha, San Sebastián de La Pedrera se define por su playa poco poblada y su naturaleza casi intacta, a un kilómetro del centro de La Pedrera. Sus construcciones están rodeadas de bosques y montes nativos; el marco perfecto para renovar energías sin estar demasiado lejos de La Pedrera y su atractiva movida.

san_sebastian_pedrera_1.jpg 
Playa de San Sebastián de La Pedrera, mirando en dirección a La Paloma.

Ubicación

El acceso desde la carretera está en ruta 10, kilómetro 227. También se puede llegar desde el balneario La Pedrera por la caminería interna.

Ideal Para…

Refugiarse en un lugar sereno, en contacto con la naturaleza y disfrutando de una playa solitaria, de arenas finas y pequeños barrancos. La carretera y el océano están separados por un kilómetro de distancia; así que cualquier lugar en San Sebastián de La Pedrera está a pocos metros del mar.

san_sebastian_pedrera_2.jpg 
En contacto directo con la naturaleza. (Foto: Gonzo)

Datos útiles

El encanto de San Sebastián está en su estilo silvestre y apartado; pero por eso hay que tener en cuenta:

  • La playa no tiene servicio de guardavidas.
  • La caminería está poco desarrollada y los días de lluvia algunos lugares quedan inaccesibles para llegar en auto. 
  • Para encontrar comercios y servicios hay que trasladarse hasta La Pedrera. De todos modos es muy cerca y se puede llegar caminando en pocos minutos por adentro o por la costa.

Alojamiento: Entre las ofertas de alojamiento encontramos alquiler de casas y cabañas, además de la novedosa oferta de “glamping” (camping de lujo) en Pueblo Barrancas que consiste en vivir la experiencia de acampar pero con el confort de un hotel de alto nivel (las carpas incluso tienen sommier) y una excelente propuesta gastronómica.

san_sebastian_pedrera_3.jpg
Pueblo barrancas (Foto: Pueblo Barrancas)

Fuera de temporada: Aunque entre julio y octubre el lugar está casi deshabitado, la zona tiene como inmenso atractivo el avistamiento de ballenas francas, que se ven a simple vista desde la costa. ¡Un buen motivo para visitar el lugar también fuera del verano!


Dejá tu opinión sobre este artículo