localidades de Playa de la Viuda en | Casas en el Este

Playa de la Viuda


Playa de la Viuda


Playa de la Viuda

De las tres playas que conforman la costa de Punta del Diablo, la Playa de la Viuda es la más extensa, la más ancha, y la que tiene el mar más agitado. Es la más concurrida, sobre todo en la parte cercana al pueblo, donde hay paradores y escuelas de surf. A medida que avanza hacia el sur, se va alejando poco a poco de la zona poblada hasta terminar en un faro. En total, recorre 4 kilómetros de dunas inmensas junto al océano.

playa_viuda_1.jpg
Atardecer, ranchos y dunas: una de las postales típicas de La Viuda.

Ubicación

Es la playa más al sur de Punta del Diablo, que se encuentra en el kilómetro 298 de ruta 9.

Historia

La Playa de la Viuda toma su nombre de una construcción realizada en 1950 hacia la zona sur, donde está el faro. La casa aún está en pie y se dice que fue construida por una viuda extranjera muy rica, aunque toda la historia está envuelta en el más absoluto misterio y poco más se sabe.

Ideal para…

Divertirse con amigos durante la primera quincena de enero, que es cuando llegan los grupos de jóvenes al balneario. Durante estas dos semanas, los paradores pasan música y los atardeceres son muy movidos. También es una playa perfecta para hacer surf, y por eso durante todo el verano se realizan campeonatos que convocan a deportistas y espectadores. La arena es seca, por lo que no es la mejor playa para los deportes de arena.

playa_viuda_2.jpg
La playa se llena de jóvenes en temporada alta. (Foto: Gustavo Salar)

Cuando la temporada juvenil de Punta del Diablo se termina, la playa se torna más tranquila y se convierte en un lugar ideal para caminar por la arena largo rato. A medida que nos alejamos de la zona poblada hacia el sur, la playa es más y más desierta. En el extremo sur se puede conocer el faro y la misteriosa casa de la viuda

playa_viuda_3.jpg
La otra cara: más tranquila y serena en temporada baja. (Foto: Guadalupe)

Datos útiles

Tiene varios paradores abiertos todo el día, donde se puede comprar un trago veraniego (las caipirinhas y daikiris son los más populares), cervezas, refrescos y algún bocado para salir del paso. 

¿Sabías qué?

Junto al Faro de la Viuda se abre un sendero que lleva a la playa, que dos kilómetros más adelante toma el nombre de La Esmeralda. Es una bahía donde suelen verse ballenas entre los meses de julio y noviembre, además de tener muy buenas olas para surfear cuando están dadas las condiciones. Su desventaja es que la arena siempre está muy sucia por la resaca que trae la marea en esa zona.


Dejá tu opinión sobre este artículo