Guía turística de La Barra | Casas en el Este


La Barra


La Barra

Con combinación perfecta entre armonía y serenidad durante el día y una activa agenda por las noches, La Barra es uno de los balnearios más emblemáticos del este uruguayo. Su estilo es más distendido y rústico que el del centro de Punta, pero no por eso pierde la exclusividad que caracteriza a toda esta zona. Además de las amplísimas playas surfistas, La Barra tiene como gran atractivo ser el foco más importante de la movida nocturna de Punta del Este, con una excelente gastronomía, fiestas VIP privadas y temáticas y una intensa actividad bolichera.

En contraste con los altos edificios costeros de la Península, La Barra está rodeada de grandes chacras marítimas. La localidad se compone de construcciones bajas, coloridas y funcionales, muchas de ellas en primera línea del mar, con increíbles vistas. La calle principal funciona como eje de la actividad recreativa, comercial y del balneario. Un lugar más que tentador para relajarse y divertirse varios días, o para ir de paseo desde cualquier otro punto del balneario.

la barra 1.jpg
La Barra, desde el aire al atardecer. (Foto: FB La Barra)

Ubicación

La Barra se encuentra cruzando los puentes ondulantes que atraviesan el arroyo Maldonado, a 144 kilómetros de Montevideo. Se llega al balneario por ruta 10 Interbalnearia, apenas pasando Punta del Este para quienes viajan desde el oeste, antes de llegar a José Ignacio.

Historia

La Barra nació a fines del Siglo XIX. Se discute si surgió como pueblo de pescadores o como lugar de veraneo para las familias de San Carlos. La segunda opción es la más probable, pero ya desde la época colonial el lugar era usado como refugio de piratas. En sus costas ocurrieron algunos naufragios, y hasta flota en ellas la leyenda de un tesoro escondido.

Según la leyenda, el pirata Francisco Tournier enterró un tesoro en una de las islas del Arroyo Maldonado. Fueron muchos los que se eventuraron a la búsqueda del botín sin tener resultados. Sin embargo, hay quienes afirman que unos exploradores que llegaron a buscar el tesoro en 1888, y desaparecieron sin dejar rastro, efectivamente lo encontraron y se dieron a la fuga. Ésta es la historia que le dio nombre a una de las localidades de La Barra, llamada justamente El Tesoro.

LA BARRA MUSEO MAR_1.jpg
Sala de Los Piratas en el Museo del Mar en La Barra. (Foto:

Balnearios Cercanos

La parte poblada al este del arroyo Maldonado es considerada el centro de La Barra, que en sí es una zona que abarca todo el pasaje oceánico hasta llegar a José Ignacio.

Al igual que Punta Ballena, La Barra está comprendida dentro de la gran zona Punta del Este, sin perder por esto su perfil diferencial, que complementa al del centro puntaesteño.

En la vecindad del centro de La Barra hay localidades con identidad propia; algunos las consideran parte del balneario y otros los toman como algo independiente. Al norte de los puentes ondulantes está El Tesoro, más tranquilo y familiar, con lindas opciones para merendar o tomar algo. Al este de La Barra se desarrollan cinco localidades: Montoya y Manantiales, que tienen actividad más fuerte en sus playas y los paradores, elegidos por los famosos y los más jóvenes; El Chorro y Punta Piedra más alejados y con menor intensidad; y finalmente Buenos Aires, una zona más económica tan cerca de La Barra como de José Ignacio.

Quienes eligen a La Barra como destino, se trasladan eventualmente a Punta del Este en busca de la fuerte movida que ofrece el balneario en cuanto a espectáculos artísticos y eventos culturales, o a José Ignacio en busca de lugares más apartados y solitarios sin que por ello se pierdan la calidad de los servicios. Ambos están a pocos minutos de La Barra.

puente barra.jpg
Puente ondulante sobre el arroyo Maldonado. (Foto: FB Oficial Punta del Este)

Playas

La costa de La Barra tiene las playas más top del país, con mucha movida que atrae a todo tipo de público, incluyendo a los visitantes del jet set internacional que llegan a la zona de Punta del Este. Quienes eligen La Barra para sus vacaciones, suelen recorrer varias playas durante su estadía, desde La Boca hasta José Ignacio, aprovechando al máximo sus diversidad de propuestas:

  • La Boca: Ubicada en la desembocadura del arroyo Maldonado, es una playa muy concurrida en temporada alta, pero aún así mantiene una atmósfera familiar. También es un buen lugar para los amantes de la pesca, donde es común el pique de corvina negra, lenguado o pejerreyes entre otras especies. En invierno suele ser frecuentada por los amantes del surf que encuentran allí buenas condiciones para practicar este deporte en esta época del año.
  • Montoya: Es una playa ancha de arena gruesa y muy concurrida, sobre todo por el público joven. Se practican deportes en la arena, y el parador Moby Dick brinda eventos, shows en vivo, tragos, mucha música y una buena oferta gastronómica, colocando a Montoya en los puntos más altos de las playas chic.
  • Bikini: Junto con Montoya, es la playa más top de La Barra y Punta del Este. En temporada alta está siempre colmada de gente que incluye a los visitantes más famosos de Punta. Formada con pequeñas bahías rocosas, de aguas profundas y buen oleaje típico del mar oceánico, es otro de los puntos preferidos de los surfistas. Su movida incluye desfiles, promociones de marcas internacionales y DJ’s poniéndole música a las puestas de sol, todo a cargo del parador Bikini Beach.
playa barra gente.jpg
Playa Bikini. (Foto: Paronamio)
  • El Chorro: Se encuentra pasando Bikini. Es una playa más despoblada, ubicada sobre una saliente rocosa, con mar agitado. Ideal para instalarse en una zona más serena pero a pocos minutos de la movida en el centro de La Barra y Punta del Este. Tiene una geografía escalonada que permite una hermosa vista del océano desde todo su entorno.

Actividades

La Barra cuenta con una variedad de actividades que comienzan con la experiencia de cruzar los puentes ondulantes al llegar al balneario desde el oeste. Debido al diseño de la construcción, el trayecto deja una divertida sensación, que seguramente el viajero querrá repetir.

Ya en La Barra, el abanico de expande con diferentes propuestas:

  • La avenida principal: La ruta 10 se convierte en la Avenida Eduardo Victor Haedo, que atraviesa esta zona poblada de comercios, pubs y galerías. Una recomendación a tener en cuenta es recorrerla más de una vez, ya que el encanto que tiene durante el día se inclina más hacia un paseo de compras, y al caer el sol adquiere una identidad más bolichera, bien iluminada y muy activa
  • Shopping OH!: Diseñado por el arquitecto uruguayo Carlos Ott, su estética no se encuentra en ningún otro centro comercial del país. Está construido con materiales nobles y recorrido por pasillos al aire libre, todo un paseo incluso cuando no haya plan de ir a comprar. Es una oportunidad ideal para pasar un rato en familia: el shopping tiene cafés, restaurantes, heladería, tiendas, cine, juegos y una plaza central con espectáculos artísticos para todas las edades. Se puede ir en cualquier época del año.
    la barra shopping.jpg
    Plaza central del Shopping al caer la tarde
  • Mantra Resort: En temporada alta funciona en sus instalaciones un casino abierto al público, donde se suelen organizar las competiciones de Poker con jugadores internacionales. Allí también se realizan eventos de todo tipo en sus salones o terrazas (shows, eventos gastronómicos y de moda), y también obras teatrales de nivel internacional.
  • Deportes: Tanto el arroyo Maldonado como las playas y las lagunas José Ignacio y Garzón son un escenario ideal para practicar deportes náuticos. Montoya y Bikini son excelentes playas surfistas, mientras que las lagunas son muy aprovechadas para el kitesurf. También es frecuente ver a los aficionados del viento sobrevolar en parapente en las costas.
  • Golf: En el Club de golf La Barra, alejado unos 5 kilómetros del centro, los amantes de este deporte cuentan con 18 hoyos en un entorno rural encantador para disfrutar y distenderse.
  • Pesca: Sobre la desembocadura del arroyo Maldonado hay una zona rocosa llamada La Gorgorita, donde la pesca es formidable. Se pueden pescar corvinas negras en primavera, que llegan hasta los 15 kg. y también sargo. A su vez hay un lindo muelle de madera al costado de los puentes ondulantes, donde lo más seguro es el pique de pejerreyes y sardinas.

Paseos

Las posibilidades que brinda La Barra no se quedan solo en sus playas y su movida. Hay muchos paseos interesantes que hacen más entretenida cualquier estadía.

  • Museo del mar: Una excelente oportunidad para pasear en familia. Tiene una atractiva muestra de fauna marina que incluye esqueletos que dejan al visitante con la boca abierta. Hay además diversas salas que apuestan a otro tipo de colecciones como la dedicada a la vida en los balnearios uruguayos cuando recién se abrían paso en el turismo mundial. Otra de las muestras está dedicada a la actividad náutica, con aparejos de época y sus leyendas. El museo se encuentra en las calles Pedro Alcardi y Romildo Risso.
  • Fundación Pablo Atchugarry: Un sitio destinado a promover el arte en sus diversas formas, principalmente en la plástica pero también la música y las letras. Funciona allí el taller del reconocido artista Pablo Atchugarry, fundador y responsable del museo. El museo tiene un auditorio, escenarios al aire libre y salas de exposiciones, a los que se le suma un restaurante. Está ubicado en ruta 104, kilómetro 4,500. 
playa barra ruta_0.jpg
Ruta 104 que llega al mar entre las playas Bikin y El Chorro
  • Casapueblo: A escasos 20 minutos en auto al oeste de La Barra, esta escultura habitable  realizada por Carlos Páez Vilaró alberga en su interior un museo donde se exponen obras del artista, un restaurante ideal para tomar algo por la tarde y un hermoso balcón donde ver las mejores puestas de sol. Funciona también como hotel. Está en Punta Ballena, sobre la calle panorámica que nace de la ruta 10 y lleva a los acantilados.
  • Puerto de Punta del Este: El encanto de las embarcaciones pesqueras y los cruceros a lo lejos hacen del puerto un lugar de visita ineludible. Los pescadores venden el fruto de su trabajo en sus puestos, y desde allí parten los viajes para visitar la Isla Gorriti y la Isla de Lobos, dos paseos más que recomendables. Muy cerca está el paseo Mailhos, una pasarela de madera a orillas del mar con varias glorietas para sentarse a admirar el paisaje incluso a la noche, ya que está bien iluminado.
  • Laguna Garzón: Cinco kilómetros al este de José Ignacio, sobre la frontera departamental, se extiende este precioso espejo de agua. Es ideal para disfrutar del contacto con la naturaleza ya que forma parte de la Reserva de Biosfera de Bañados del Este. Es una zona muy tranquila donde se realiza pesca artesanal, además de kite y windsurfing.
  • Pueblo Garzón: Con más de 100 años de historia, es un lugar sereno con pocos habitantes, a menos de 20 kilómetros al norte de ruta 9, en medio de un lindo paisaje serrano. Una buena opción para desenchufarse un rato y, si uno quiere darse un gusto, conocer el Hotel y Restaurante Garzón administrado por el famoso chef Francis Mallman.

Gastronomía

La riqueza gastronómica de La barra nos lleva por experiencias inolvidables, que van desde los paradores de playa más exclusivos, hasta restaurantes más cálidos que apuestan a una fuerte presencia de frutos del mar en sus cartas.

Nuestras recomendaciones son:

  • Parador Moby Dick: En la playa Montoya, es perfecto para tomar algo al atardecer, con amigos o en pareja. Tiene además buenos postres y platos con frutos del mar que están muy bien preparados. Es muy concurrido en alta temporada.
  • Posta del Cangrejo: Destacado por la excelente vista al mar, este hotel cuenta con un restaurante de primer nivel. Su carta maneja opciones desde comida regional hasta especialidades mediterráneas, y por él han pasado mandatarios, estadistas y artistas internacionales que eligieron ser sus comensales de lujo. Aparte de la vista se respira un ambiente familiar y acogedor. Los precios no son económicos pero la relación con la calidad es inmejorable. Nuestra recomendación es simple: pedir rabas y disfrutar de la vista mientras se degustan en la terraza con una buena copa de vino. Está en ruta 10 esquina Los Remansos.
  • Rex Diner: Un local amplio, con aire distendido y una linda terraza para cenar o hacer una previa con amigos. Ofrece platos sencillos como chivitos (recomendados) y hamburguesas; aunque por supuesto no faltan los frutos del mar y también propuestas interesantes como los tacos de verduras. Los precios son normales y la atención es rápida. Está en el centro del balneario, sobre la ruta 10 entre Las Sirenas y Las Estrellas.
barra playa.jpg
Bajada a playa de La Barra cerca del arroyo Maldoinado

Vida nocturna

Al caer el sol, en La Barra despierta la noche y los lugares para salir son numerosos. La movida se hace notar en el centro, donde no cabe un alfiler. Bares, restaurantes y boliches intercambian visitantes en un flujo contínuo de personas que buscan aprovechar al máximo todo lo que el balneario tiene para ofrecer.

Para los que quieren salir de fiesta, siempre hay una fuerte actividad en los paradores, o en los pubs como Hay Agite (en pleno centro), donde se puede tomar y comer algo mientras se disfruta un show de música en vivo. Arreche tiene una onda más bolichera y suele organizar eventos a lo largo de la temporada. Pero el boliche top por excelencia es Tequila, frecuentado por personalidades conocidas principalmente de la farándula argentina, modelos y empresarios.

Para el público más adulto, el Mantra Resort es una opción más tranquila donde se puede probar suerte en el casino y disfrutar del teatro.

Al margen de lo convencional, en los últimos años han tomado fuerza las fiestas en las casitas, cada vez más populares. Consisten en un grupo de gente joven que alquila una casa para hacer su fiesta particular en lugar de salir. Pero “particular” no siempre significa “privada”, y en ocasiones es fácil reconocer dónde hay una movida como esta porque bautizan la casa y cuelgan un cartel con el nombre temporal, cobran entrada y tienen su propia seguridad contratada.

Por supuesto también está muy cerca Punta del Este donde se puede hacer uso y abuso de los boliches top como el exclusivisimo Ovo Nightclub en el Conrad, Soho y Moby Dick en la zona del puerto, o el Ocean Club sobre La Brava.

¿Sabías qué…?

  • En 1947 se construyó un puente recto de hormigón que cruzaba el arroyo Maldonado donde hoy están los puentes ondulantes. Casi nadie recuerda este dato ya que funcionó hasta 1958 y se derrumbó. En su lugar volvió el puente de madera que estaba antes y luego sí, llegó el primer puente ondulante de los dos que hoy conocemos.
  • El primer puente ondulante fue realizado en 1965 por Leonel Viera, quien nunca llegó a recibirse de arquitecto. En 1999-2000 se inauguró el segundo a 20 metros de distancia y siguiendo los principios con los que se había construído su predecesor.
  • En playa Montoya fue instalado en el 2015 el primer inhibidor de rayos de Sudamérica, que previene y dispersa la caída de un rayo en un radio de entre 70 y 90 metros. Está instalado en el parador de la playa, su tecnología es europea y el diseño es uruguayo. Fue desarrollado por la empresa SAF y se llama Zeus Prototal, con un costo aproximado de 8.000 dólares. También hay instalados estos inhibidores en Casapueblo y en el Faro de José Ignacio. Las autoridades esperan instalar uno en todas las playas de Maldonado.

Para que tengan más detalles, compartimos el informe realizado por Televisión Nacional de Uruguay.

Servicios

Una de las razones que contribuyen a que La Barra tenga identidad propia es la completa gama de servicios que tiene, convirtiéndolo en un balneario independiente y funcional. Cuenta con una excelente y variada oferta de alojamiento, incluyendo el camping San Rafael, a un kilómetros de los puentes ondulantes. La calle central que atraviesa la zona urbana es el eje principal donde se encuentran tanto los servicios como las opciones de ocio. 

Una desventaja es la ausencia de sucursales bancarias; sin embargo hay varios cajeros y está el shopping OH! que cubre todas las necesidades.

En cuanto al transporte,  La Barra tiene una excelente conexión mediante empresas privadas de ómnibus y pocos kilómetros al oeste se encuentra el Aeropuerto Internacional de Laguna del Sauce.

noche barra.jpg
Anochecer en La Barra

Balneario todo el año

La Barra es un destino que puede disfrutarse en cualquier época del año, sin importar la obviedad de que en temporada alta alcanza su pico más alto. Los surfistas visitan sus playas tanto en invierno como en verano, y en primavera aparecen las ballenas.

La presencia del shopping asegura la continuada vigencia de los servicios y la actividad comercial. El encanto del arroyo Maldonado adquiere nuevos colores en su belleza natural, libre de multitudes y aprovechado al máximo por los amantes de la pesca.

Y, es bueno recordarlo, el encanto de La Barra radica también en su colorida arquitectura y su histórica fama de pueblo de pescadores, que se aprecia muy bien en temporada baja, sin tantos turistas.Además, muy cerca están Punta del Este y José Ignacio, que también son destinos privilegiados para visitar en cualquier época del año.


Dejá tu opinión sobre este artículo

Ubicación

Otras localidades cercanas a La Barra