Categoría: Paseos

Argentino Hotel

Argentino Hotel

Es difícil imaginar la Rambla de los Argentinos sin su edificio más emblemático: el Argentino Hotel, uno de los grandes iconos de Piriápolis. Este establecimiento es mucho más que una de las mejores opciones de alojamiento de la zona: es uno de los grandes atractivos de la ciudad y un gran protagonista de su historia.

argentino hotel _1.jpg
Fachada del hotel de cara con vista al mar.

Ubicación

El Argentino Hotel se emplaza frente al mar, en pleno centro del balneario, sobre la Rambla de los Argentinos esquina Armenia.

Historia

Inicialmente, la construcción del Argentino Hotel se concibió con el fin de ser un anexo al ya existente Gran Hotel Piriápolis, que funcionaba desde el año 1904. Finalmente se convirtió en una obra individual e independiente, que tardó 10 años en construirse y contó con más de mil obreros ocupados durante su edificación, de más de 1.500 metros cuadrados. El hotel fue equipado con lo más moderno de la época, alcanzando un costo de 5 millones de pesos. No es necesario decir que para ese momento era una absoluta desmesura.

El hotel fue inaugurado el 24 de diciembre de 1930 y fue, por muchos años, el hotel más grande de América del Sur, con una capacidad que ya en ese entonces era de 1.200 personas. El emprendimiento fue la frutilla de una torta que consistía en más de 20 hoteles construidos en Piriápolis. La ciudad/balneario estaba consolidada, y el Argentino Hotel se establecía no sólo como hotel sino como atractivo turístico en sí mismo.

Argentino Hotel 3.jpg 
Playa de Piriápolis; 1940
Al fondo puede apreciarse el Argentino Hotel.

Recorrido

Desde su espectacular fachada hasta la última de las 356 habitaciones y suites, el hotel no tiene desperdicio en su recorrido. Visitarlo es como viajar en el tiempo, ya que mantiene casi el mismo mobiliario con el que fue inaugurado. Los huéspedes del resort pueden disfrutar de dos piscinas (abierta y cerrada, esta última climatizada), spa, un complejo deportivo con varias canchas y espacios de recreación infantil y juvenil. La gastronomía es uno de sus puntos fuertes: tiene restaurantes con menú muy variado, incluyendo platos para diabéticos y celíacos, además de las ofertas más convencionales como pizzetas, chivitos, picadas y parrilla.

interior restaurante.jpg
El restaurante también es salón de baile en ocasiones especiales.

Quienes no están alojados, pueden visitar el Casino del hotel, abierto al público. Y cualquier turista que pasea por la Rambla de Piriápolis no puede dejar de parar para contemplar y fotografiar este icónico edificio

argentino interior.jpg
Pasillo interno que da al Casino

¿Sabías qué...?

El Argentino Hotel fue inaugurado con una gran fiesta que sólo tuvo invitados uruguayos, ya que por razones políticas los argentinos no pudieron llegar en esa temporada y por eso Francisco Piria la llamó “temporada doméstica”. Se dice que esa noche Piria, a sus 83 años, se dio un peligroso golpe al resbalar de espaldas en el piso excesivamente encerado del hall.

En una entrevista para el semanario Búsqueda en 1996, Ricardo Piria, nieto de Francisco Piria, comentó sobre el lujo del hotel en su época: “Mi abuelo hizo todo a lo grande, como lo hacía siempre. El equipamiento del hotel lo calculó como para cien años. Muebles, ropa de cama, platería, toallas, máquinas para cocina, frigoríficos. Trajo cocineros y patissiers de Francia y panaderos de Europa. Yo recuerdo perfectamente y estoy seguro que la gente de mi edad debe acordarse también, que había traído maquinaria para hacer helados que los sacaban en forma de animalitos. A los niños les servían por ejemplo una gallina con pollitos de todos colores y gustos diferentes. Y los carros de fiambres al estilo de los grandes establecimientos europeos causaban admiración”.

argentino hotel 2.jpg
Argentino Hotel en plena construcción. (Foto: Tierra y Arte Asociación Civil)

La falta de una administración responsable hizo que el hotel fuera descuidado cada vez más hasta llegar a un grado de deterioro extremo en 1962. Actualmente el edificio ha sido recuperado plenamente y está en plenitud de funciones, con excelentes servicios de categoría 4 estrellas.

Seguir de paseo

Transitando la Rambla de Piriápolis hay infinidad de paseos de compras para hacer, además de excelentes propuestas gastronómicas y varios puntos para sentarse a mirar el mar. Los interesados en la historia del balneario pueden aprovechar el día para visitar otras construcciones emblemáticas como el Castillo de Piria, la capilla San Antonio en el Cerro del mismo nombre o la Fuente del Toro en el Cerro del Toro.

Contacto:

Teléfono: 4432 2791 
Sitio web
Facebook


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?
También te puede interesar...
Categoría: Paseos, 08 Agosto, 2017

Categoría: Paseos, 08 Agosto, 2017

Categoría: Paseos, 08 Agosto, 2017

Categoría: Paseos, 08 Agosto, 2017

Categoría: Paseos, 08 Agosto, 2017

Categoría: Paseos, 08 Agosto, 2017