Las fiestas con otro cielo: Navidad y Año Nuevo 2017 en el Este | Casas en el Este


Fiestas en el Este 2017


Las fiestas con otro cielo: Navidad y Año Nuevo 2017 en el Este

¿Cuánto tiempo hace que ya andamos tachando los días que quedan en el almanaque para llegar a fin de año y a las tan ansiadas vacaciones? En medio del furor de estas jornadas agobiantes lo que más nos da ánimo es cerrar los ojos y escuchar el rumor de las olas, como si el mar estuviera a pocos metros.

Si la Navidad y el Año Nuevo son fechas especiales en cualquier lugar, pasar las Fiestas en el Este tiene esa emoción especial de unir las vacaciones costeras con las ganas de celebrar. Por eso, como es ya una tradición de Casas en el Este, elaboramos una Guía de Fiestas en la costa uruguaya, con el ánimo de preservar la tradición de los veraneantes de siempre y de convidar a quienes aún no han descubierto la experiencia de brindar y ver los fuegos artificiales cerca del mar.

fiesta_0.jpg
 

costa

Antes, un poquito de historia…

Durante el siglo XX, la gente solía irse de vacaciones después del 6 de enero. Llegar a los balnearios era una travesía algo compleja, y quienes tenían casa en el este en general se iban a pasar largas temporadas. Desde hace unos quince años, con las facilidades de transporte y la ampliación de ofertas para alquilar, se empezaron a hacer costumbre las escapadas de fin de semana. Eso motivó a que cada vez las familias pasen más las fiestas en los balnearios, sea adelantando sus licencias o aprovechando los feriados para unas mini-vacaciones.

Este año el calendario no nos regala un fin de semana largo, pero sabemos que tanto el finde del 24 como el del 31 los balnearios estarán repletos de familias reunidas en torno a la parrilla después de haber despedido los últimos soles del año en la playa. Para los que prefieren no prender el fuego ni pensar en el menú, también hay una interesante variedad de restaurantes o fiestas para salir a celebrar, dependiendo del balneario. Pero lo cierto es que en cada uno se celebra de una forma especial, que cada año va hermanando a los vecinos asiduos y enamorando a los turistas nuevos. 



 

Ahora sí, ¡a la guía!


Costa de Oro, tradición entre los pinos

A lo largo de la Costa de Oro el panorama de fiestas es similar entre los balnearios: las casas iluminadas, el copetín en el jardín, el aroma del fuego que reúne a las familias, los vecinos reencontrándose para brindar a medianoche mientras ven los fuegos artificiales en los huecos que dejan los árboles.

En general, manteniendo su ambiente más tradicional y familiar, las fiestas en los balnearios de Canelones terminan bastante temprano. La idea es levantarse temprano al otro día para disfrutar la playa con los más chicos antes del almuerzo de Navidad o Año Nuevo.

Pero hay excepciones para los que quieren pasar unas fiestas más animadas. En Costa Azul, por ejemplo, se organiza una cena muy tentadora en el Club (solo para Fin de Año, lugares limitados – tel. 43739272). Y el Hotel Paraty de San Luis vuelve a atraer a las familias y parejas con una cena de primer nivel y espectáculo (los que prefieren pueden ir solamente a bailar después de la medianoche).

La Floresta tiene sus propias tradiciones findeañeras. A las doce de la noche, sobre todo el 31, varias familias van a la Rambla a ver los fuegos en el horizonte de Atlántida y Costa Azul, y los grupos de jóvenes se quedan en la zona frente al hotel escuchando música hasta tarde. La pasada noche de Año Nuevo los vecinos se sorprendieron con una fiesta popular organizada por una familia en la calle principal, donde padres, hijos y nietos bailaron largas horas. Esa es la noche de apertura del emblemático pub frente al hotel. Esperemos que los festejos compensen la tristeza de que este enero no habrá Noche Blanca, el evento estrella del verano en La Floresta (los motivos se explican en esta carta de la organización)

LAFLORESTA_1.jpg

 

Atlántida, por supuesto, es el epicentro de la movida en esta zona. Hay varios lugares para ir a cenar con show incluido (como Índigo Restobar, con terraza frente al mar) y no falta el clásico festejo en la discoteca Piedra Lisa (en ambas fiestas gran set de DJs).

Y si se trata de fiesta hasta que sale el sol, La Galia en Araminda (kilómetro 66) es la otra meca de los jóvenes la noche del 31. Esta temporada, la inauguración es el 30 y promete de nuevo convocar a gente de toda la costa canaria tanto el viernes como el sábado.

 

Maldonado: entre abrazos, villancicos y megaeventos

Si pensamos que Punta del Este es uno de los destinos preferidos de América por brasileros, europeos y otros turistas para recibir el año, podemos intuir que la lista de fiestas y eventos en Reveillon es larguísima y ameritaría una sola nota. Pero lo más lindo de ver son los vecinos de los edificios bajando en familia a los jardines y salones comunes para recibir la Navidad y Año Nuevo en conjunto. Después de la medianoche, el ambiente de fiesta en la calle es energizante, con mucha gente por toda la Península. Los más jóvenes se reúnen en alguna casa a hacer previa, y después salen a bailar hasta bien pasado el amanecer.

La variedad de fiestas es inmensa, desde la exclusiva Hello Verano by Ocean Club en la Brava hasta una fiesta al nivel de Ibiza para mayores de 30 (como la del Club de la Playa en Manantiales). Sin olvidar la movida bolichera para los jóvenes en la zona del puerto (en Moby Dick hay cena show y después DJ hasta las 8 de la mañana); o la festividad eterna de La Barra (donde la Fiesta Box es el megaevento pero el año pasado los jóvenes pusieron de moda festejar –a lo grande- en las casas).

piria.jpg

Piriápolis es el otro gran destino festivo de Maldonado, y un año más sus clásicos están a la altura. Las familias que vienen hace años saben lo especial de pasar Año Nuevo en la ciudad de Piria. A partir de las doce, la gente va hasta la Rambla para ver los fuegos artificiales que se tiran desde la playa. Luego hay casi un éxodo hasta La Rinconada, donde se da algo único: no solo se congregan los jóvenes, sino toda la familia (padres, tíos, primos) se quedan bailando hasta tarde. Este año la expectativa es grande porque el boliche “copó” el cerro, integrando el local de al lado para recibir el doble de personas.

Los que quieren salir a cenar en Piriápolis y alrededores tienen muy buenas opciones. La más elegante es el Hotel Argentino, que ya tiene los tickets agotados para el 24, y para el 31 solo están disponibles con reserva de tres días de alojamiento. En Punta Negra, se puede recibir el año con abrazos, música y buena gastronomía en Aquel Abrazo (reservas al 099 167 502).  El Puertito de Don Anselmo en Punta Fría también sirve un menú delicioso para Navidad y Año Nuevo (reservas al  44322925).

Y acompañando el clima festivo, la Orquesta Departamental de Maldonado estará dando conciertos gratuitos de Navidad en Punta del Este, San Carlos, José Ignacio y otros puntos del departamento (todas las fechas aquí).

 

Rocha: empezar el año desconectados

Hace un par de años Rocha se ha convertido en destino indiscutido de los jóvenes uruguayos que eligen celebrar Año Nuevo entre amigos y desconectados de la ciudad. A ellos se suma una cantidad creciente de extranjeros, y tampoco faltan las familias que alquilan o tienen su casa en La Paloma, La Pedrera, Valizas o Aguas Dulces.

El destino estrella de las Fiestas en Rocha es, sin dudas, el Cabo Polonio. No hay como empezar el año con el manto de estrellas que solo puede ofrecer este balneario desprovisto de electricidad. Acá el festejo empieza al atardecer, cuando todos se reúnen en el parador Al Fin y al Cabo, se sigue con cena a la luz de las velas y culmina con los fuegos artificiales que desde hace años dos familias lanzan en una competencia que es el  deleite de todos.

Valizas también tiene su magia. Ranchos, hostales y campings prenden el fuego la noche del 31, que este año tiene una propuesta diferente en la White Party del Valizas Hostel, frente a la Plaza Leopoldino Rosa.

lapaloma1.jpg

 

La Paloma tiene propuestas para familias y jóvenes en ambas fiestas. Hay muchos restaurantes para festejar comiendo riquísimo, como Naranja Lima en Avenida del Navío (tel. 099 251 295) y Lo de Edinson en Juno y Ceres.  La juventud se congrega en la Avenida Solari después de la medianoche, reencontrándose con sus amigos (después de un año en que muchos están estudiando en Montevideo) y quizás más tarde yendo a alguno de los boliches de La Aguada. Algo similar, pero a menor escala, ocurre en la calle principal de La Pedrera, donde los saludos de “Feliz Navidad” y “Feliz Año” se escuchan en los distintos restaurantes y bolichitos.

Más allá de dónde pasemos, lo más importante es recordar que reunirnos con  la familia y los amigos a celebrar las fiestas es, en definitiva, celebrar la vida: aflojarse, reír, descansar, compartir, amar, reconstruir, recomenzar. Soltar todas las cargas del año que termina y, al igual que las olas que estuvimos imaginando todo el año, dejar que el nuevo año fluya y nos reinvente.

¡Muy Feliz 2017 para todos los amigos de Casas en el Este!


Dejá tu opinión sobre este artículo