Categoría: Balnearios

Punta del Diablo

Punta del Diablo

Este colorido pueblo de pescadores se ha convertido en uno de los destinos más convocantes de la costa de Rocha. Epicentro de la movida juvenil la primera quincena de enero y balneario más tranquilo y familiar el resto del verano, Punta del Diablo atrae con sus lindas playas para surfear, tomar sol y pescar; sus lugares apartados de las multitudes en los extremos de sus costas tanto al norte como al sur; su intensa actividad nocturna. El aire rústico de la aldea brinda una identidad que no se encuentra en ningún otro lugar, y su geografía le otorga el privilegio de poder ver el mar desde gran parte del balneario.

Ubicación

El acceso a Punta del Diablo se encuentra en el kilómetro 298 de la ruta 9. Desde allí el pueblo se encuentra a unos 4 kilómetros, la calle toma el nombre de Bulevar Santa Teresa. Es justo decir que el acceso no está muy bien adaptado para el balneario sobre todo en verano, cuando recibe una gran cantidad de visitantes y hay que tener cuidado extra al ingresar.

Historia

La zona se pobló de pescadores en 1942, la mayoría de ellos provenientes de Valizas. Por ese entonces aún faltaban dos años para que finalizara la Segunda Guerra Mundial y el hígado de tiburón, era exportado hacia los países aliados. Los pilotos necesitaban de este alimento con alto contenido de vitamina A para tener una buena visión. En Punta del Diablo la pesca de tiburones daba sus frutos.

En 1968 llegó la luz al pueblo y se hizo el caminio de acceso desde la ruta, que hasta entonces no existía. Esto provocó un crecimiento lento pero sostenido del lugar, que con los años se fue tranformando en uno de los balnearios más atractivos del país.

En lo que respecta al origen del nombre del balneario, no está vinculado con los tiburones ni con la pesca... Está vinculado a los naufragios que tuvieron lugar en la zona y que la hicieron conocida como la “Punta del Diablo”, aunque hasta mediados del siglo XX era conocida como Cerro de los Pescadores, nombre que traía desde su fundación.

PESCA ARTESANAL.jpg
Hoy, la pesca sigue siendo la actividad por excelencia de los habitantes. (Foto: Natalie Bolzan)

Playas

La costa Punta del Diablo está formada por tres playas bien distintas, cada una con su identidad propia y todas con servicio de guardavidas de 10 a 18 horas. De norte a sur, son las siguientes:

  • Playa del Rivero: Dos kilómetros de extensión, arenas húmedas (ideal para practicar deportes en la arena) y, si se dan las condiciones, con olas muy buenas para practicar surf. Bastante concurrida en temporada alta. La zona de pesca es la que se encuentra al norte en una saliente rocosa que forma parte del Cerro Rivero.
     
  • Playa de los Pescadores: Situada dentro de una bahía, es la playa más pequeña de Punta del Diablo pero la más tradicional de todas, ya que de esta zona parten los barcos de los pescadores y retornan con los frutos del mar. Las embarcaciones de los pescadores quedan en la arena, regalando un paisaje que es el alma misma de un pueblo nacido gracias a ellos y a su profesión.
cuerpo-puntadel-diablo.jpg
Playa de los Pescadores
  • Playa de la Viuda: Con varios paradores, tiene 4 kilómetros de costa, la más extensa en Punta del Diablo. Elegida por los profesionales del surf al tener un mar más picado. Es también muy concurrida en la parte más cercana al pueblo.

Actividades

Las principales actividades del público joven que visita Punta del Diablo son la movida nocturna (que sigue hasta bien entrado el sol al otro día) y el surf, sobre todo en la Playa de la Viuda.

La familia elige conocer por la Playa de los Pescadores, llevarse un recuerdo fotográfico de los botes en la arena, comer frente al mar, o realizar caminatas en las playas más alejadas del pueblo como la Playa Grande ya en la frontera con Santa Teresa, o el extremo sur de la Playa de la Viuda.

Importante: La primera quincena de enero es la más agitada del año, conviene tener esto en cuenta si se busca evitar el pico más alto de visitas. El balneario se llena de gente joven y la vida nocturna cobra vida intensa, su presencia se hace sentir incluso en la zona alejada de los boliches.

Paseos

  • Paseo de los artesanos: Es un lindo paseo formado por puestos de artesanos y varios locales gastronómicos, todo construido en madera, en el extremo rocoso de la Playa de los Pescadores. Ideal para visitar a la tarde, mientras se ve llegar las embarcaciones de los pescadores cargadas de peces, mariscos y camarones.
     
  • Laguna Negra: Ubicada del otro lado de la ruta 9, se llega por el mismo acceso por el que se entra al parque Santa Teresa a la altura del kilómetro 302, en dirección opuesta al océano. Es la laguna más extensa del Uruguay, donde podemos visitar una interesante reserva de flora y fauna, junto a una estación biológica de unas 700 hectáreas y un observatorio de aves.
     
  •  Chuy: A unos 15 minutos en auto más al este, se encuentra esta ciudad fronteriza ideal para ir de compras, no en vano Chuy es conocida como “shopping a cielo abierto”. Recomendable elegir una tarde y viajar hasta allí a recorrer sus free shops, estos locales cuentan con muy buenos productos y a bajo precio. También se puede comer algo en un restaurante, oferta gastronómica no falta; e incluso un Casino del lado uruguayo.
punta-deldiablo-cu-barcos.jpg
Atardecer en la playa de los pescadores (Fuente)

Balnearios cercanos

Punta del Diablo se encuentra a escasos 4 kilómetros de Santa Teresa, un parque nacional con una hermosa riqueza natural donde se pueden visitar playas espectaculares y varios paseos de interés como la histórica Fortaleza, el Rosedal o el Invernáculo. Un excelente paseo por el día, que incluso se puede hacer a pie atravesando la Playa Grande al norte.

Barra del Chuy está unos minutos más allá de Santa Teresa y también ofrece algunos atractivos históricos interesantes (el Fuerte de San Miguel o el Faro de Stella Maris del lado brasilero), además de playas bellísimas. Ocho kilómetros al norte, la ciudad del del Chuy es un punto frecuentado por los veraneantes de Punta del Diablo para hacerse de alimentos y bebidas a buen precio o traerse algún artículo de los Free Shops.

santateresa.jpg
Parque nacional Santa Teresa

Gastronomía

Como gran punto pesquero, el balneario tiene una vasta oferta gastronómica, sobre todo en lo que refiere a pescados y mariscos, aunque siempre se pueden encontrar locales con minutas y pizzas más clásicas. La mayor parte de los restaurantes se concentran en la zona cercana a la Playa de los Pescadores.

Recomendamos

  • Al Pairo: Ubicado sobre la Playa de los Pescadores (Calle de los Artesanos) ofrece empanadas caseras, minutas y el plato recomendable, típico del balneario: los buñuelos de algas. Es uno de los pocos lugares que aún conserva esta tradición culinaria local. Abierto solo en temporada alta.
     
  • Lo de Olga y Mirjo son dos restaurantes ubicados en la Calle de los Pescadores que están abiertos todo el año y que ofrecen pescados, mariscos y minutas.

Vida nocturna

Para la mayoría de los jóvenes que llegan a Punta del Diablo los primeros quince días de enero, la movida nocturna es el principal atractivo del lugar. En esa primera quincena, el pequeño balneario es escenario de la noche más intensa de Rocha, con varias opciones para salir desde la hora de la cena hasta bien entrada la madrugada. El resto del verano también hay buena movida, pero sin tanta multitud de jóvenes.

Tan atractiva es la propuesta nocturna de Punta del Diablo, que podemos distinguir tres “noches” diferentes, para distintos perfiles:

Las primeras horas de la noche, a eso de las diez, son las preferidas para familias y parejas que salen a caminar por el centro y por las playas de los Pescadores y del Rivero. Hay muchas tiendas de artesanías para recorrer y varios restaurantes y pubs para ir a cenar o tomar algo, muchos de ellos con música en vivo.

Sobre la medianoche, algunos grupos de jóvenes empiezan a salir a hacer la previa en algunos pubs que siguen con música hasta las 4 am. La rotonda de la Playa de la Viuda es el eje de la movida en las primeras horas de la madrugada. Primata Bar es uno de los más concurridos; tiene terraza y vista al mar.

Entre las 3 y 4 de la mañana, se empiezan a llenar los dos grandes boliches del balneario, ubicados en la zona del Bosque, alejada del centro. Bitácora y El Club atraen a los más jóvenes, y compiten por la fiesta más grande hasta pasadas las 9 de la mañana. Ambos tienen más de diez barras, varias pistas con la música del momento y suelen traer bandas en vivo. En los primeros días de enero esta zona llega a concentrar más de 15.000 personas, que siguen la movida hasta bien pasada la mañana

¿Sabías qué?

  • La Playa de la Viuda toma su nombre de una enigmática historia sobre una viuda millonaria que llegó en los años 50 a la localidad y que ha tejido varias leyendas en torno  a su identidad. Vivió en la casa junto al faro en el extremo sur de la playa. Para muchos pobladores sigue siendo un misterio, pero en nuestro blog te contamos toda la historia de la Casa de la Viuda.
     
  • En setiembre del 2011 fueron derribadas por parte de la Intendencia de Rocha 70 casas ubicadas en la franja costera, en zona fiscal. Esta acción por parte del Estado generó gran revuelo entre la población ya que alrededor de 200 ranchos más se encuentran en una zona en peligro de correr la misma suerte, respondiendo a un plan de recuperación de playas y ordenamiento del balneario.
farodelaviudapuntadeldiablo_0.jpg
Faro del la viuda
(Fuente)

Servicios

Punta del Diablo cuenta con una muy buena oferta de servicios. Es muy importante tener en cuenta que en caso veranear durante las primeras dos semanas de enero, conviene hacer las compras lo más temprano posible ya que el balneario recibe tantos visitantes en ese periodo que los servicios se ven desbordados. Otra opción para quienes viajan en auto, es ir a abastecerse a la ciudad fronteriza de Chuy.

  • Estación de servicio: La más cercana está en La Coronilla, kilómetro 314,400 ruta 9. En caso de ir a Chuy de compras, ahí también hay estación de servicio.
     
  • Cajero: Solo funciona en temporada alta y está ubicado en el Paseo del Rivero, calle 9 entre 12 y 4. El resto del año hay que ir hasta la Caparacía en Santa Teresa.
     
  • No hay ninguan red de cobranzas
     
  • Conexión de ómnibus: La terminal está a 3 kilómetros del pueblo, en el Bulevar Santa Teresa. En temporada alta los ómnibus no entran al pueblo y hay que trasladarse hasta allí en minibuses locales, taxi o a pie. El resto del año no ocurre este inconveniente y los buses llegan hasta el centro.
     
  • Servicios esenciales: Hay bomberos y policía. También funciona una policlínica en la explanada de la Viuda, frente al mar El horario de atención es de lunes a sábado de 8:30 a 14:30 horas (Teléfonos: 4477 2241, 098 862 785).
     
  • Camping: El más conocido -y el más grande- es el Camping Punta del Diablo, con agua caliente, luz eléctrica, parrilleros, piscina y estacionamiento. Se encuentra cerca de la terminal de ómnibus, a la entrada del balneario, con una capacidad para 600 personas y transporte a la playa cada una hora (de 9 a 24hs, y hasta las 23:30 al pueblo). Facebook
     
  • El Camping de La Viuda  es otra de las opciones, ubicado a 800 metros de la playa y con capacidad para unas 300 personas. Tiene un minimercado, internet, canchas, juegos infantiles, baños y duchas (agua caliente las 24hs), estacionamiento, predio cercado y agua potable. Le suma a todo esto traslados gratis hasta la terminal de ómnibus. Como desventaja no admiten mascotas. Web
     
  • Otros: En el centro del balneario hay farmacia, varios supermercados (en el Bulevar Santa Teresa hay dos y en la Calle de los pescadores otros dos), servicio de taxi y remís, alquiler de bicicletas, tiendas de artesanías y surf shop, además de varios locales de tiendas de ropa y librerías. Se le agrega una muy buena oferta de alojamiento, que conviene buscar con tiempo porque en temporada se agota rápidamente.
cuerpo-rectangula570_400.jpg
Casa del artista plástico José Bentancor, ubicada en la zona del Bosque; Punta del Diablo

Baja temporada

Fuera del verano cierra casi toda la actividad comercial apuntada al turista. Sobreviven algunos comercios y restaurantes, junto con los servicios esenciales, incluyendo los ómnibus. Esto hace que cualquier fin de semana del año se pueda aprovechar para disfrutar el paisaje costero de Punta del Diablo, aunque en su faceta más despoblada.

Punta del Diablo todo el año

Desde su origen es un pueblo de pescadores y eso no cambia, haya o no turistas. Sus pobladores se siguen dedicando a la pesca de mariscos y camarones, y fuera de temporada la localidad retoma con más fuerza la identidad que se ganó su fama: la de un pueblo tranquilo y lejano, habitado por gente que vive del mar.

Sin embargo, en estos últimos años el balneario ha experimentado un desarrollo importante y hoy es una zona en que la oferta laboral en el rubro de la construcción también mantiene ocupada a gran parte de la población que ya no sólo está compuesta de pescadores.

Para hacerse una idea más completa de la mística que este pueblo encierra, dejamos un artículo muy bien documentado que cuenta brevemente el origen de esta aldea de pescadores, y cómo fue evolucionando hasta nuestros días la vida de sus habitantes, cuidando siempre de mantener un responsable equilibrio entre la naturaleza y la actividad del hombre: Ver


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?
También te puede interesar...
Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017