Categoría: Balnearios

Montoya

Montoya

Apenas abandonamos el centro de La Barra hacia el este surge Montoya, imponiendo su marca personal. Es fácil de notar si se llega en verano: sus playas están pobladísimas. Es fácil identificar los rostros de los visitantes VIP internacionales que se alojan desde Punta del Este hasta José Ignacio, muchos de ellos con casas de veraneo y chacras marítimas mismo en Montoya. La playa es una de las más surfistas del país, lo que también ayuda a posicionar a Montoya en lo alto de la lista top del continente.

Para los que lo eligen como lugar para vacacionar, es un balneario residencial, seguro, con mucha movida en la costa pero muy tranquilo hacia adentro. Tiene hermosas propiedades en primera línea del mar, pero a pocas cuadras al norte ya empieza un panorama natural, dominado por pinos, perfecto para el descanso. 

 montoya_1.jpg
Llegando a Montoya (Foto: Panoramio)

Ubicación

Montoya se encuentra a 164 kilómetros de Montevideo, por ruta 10, entre La Barra y Manantiales.

Balnearios cercanos

  • A apenas unas cuadras, el centro de La Barra ofrece variedad de servicios, paseos de compras, excelentes restaurantes y lugares para salir a la noche; lo que complementa a la perfección el estilo más residencial de Montoya. 
  • Si se busca aún más cantidad de servicios, tiendas y opciones nocturnas, a diez minutos al oeste en auto está Punta del Este. Allí es más que abundante la oferta de eventos diurnos y nocturnos, desde conciertos y desfiles de moda hasta carreras automovilísticas internacionales, festivales de cine, campeonatos de Rugby, Polo y Golf; sin contar los clubes y casinos.
  • Al este de Montoya las localidades de El Chorro, Punta Piedra y Buenos Aires ofrecen playas mucho más tranquilas y despobladas para ir a pasar el día. Y la joya de José Ignacio se encuentra a pocos kilómetros, con una excelente gastronomía y una hermosa costa bordeando pueblo.

Playas

Considerada como una de las mejores del mundo por el diario británico Sunday Times, Montoya es la playa más top de toda la zona junto a su vecina Manantiales. Es una playa muy concurrida durante la temporada alta, cuando la movida en los paradores es intensa todos los días con DJ’s, desfiles, promociones y eventos VIP. Predomina la presencia del público joven y es uno de los puntos que eligen los famosos que llegan de todas partes del mundo.  

La playa da comienzo a un corredor ininterrumpido de costa oceánica custodiado por la ruta 10 que llega hasta José Ignacio. El mar es profundo y agitado, y por eso no es recomendable para niños, pero sí para los surfistas. De hecho, Montoya se encuentra dentro del circuito mundial de las competencias de surf, y en el 2015 recibió la primera etapa del campeonato nacional, donde se disputó la Copa Corona. Acompañando la actividad en el mar, los que no dominan la tabla pueden practicar deportes en la arena.

En esta playa está instalado además el primer inhibidor de rayos de sudamérica, sobre el parador Montoya. Una tecnología que dispersa la posibilidad de la caída de un rayo en un radio mínimo de 70 metros.

 montoya_3.jpg
Todo listo para la primera etapa del Circuito Nacional de Surf 2015 en Montoya (Foto: FB Surf)

 Actividades

Indudablemente Montoya tiene su gran atractivo en la playa y sus paradores, que se ponen especialmente atractivos cuando los mejores DJ’s de la zona musicalizan la puesta de sol. En  ocasiones se organizan fiestas multitudinarias que convocan a miles de personas al caer la tarde. El Parador Moby Dick coordina actividades de crossfit por la tarde y yoga por las mañanas, sumándole a esto canchas gratuitas de fútbol y voleybol.

montoya_4_parador-moby-dick.jpg
Parador Moby Dick; Montoya. (Foto FB Montoy Beah)

Y si un día apetece abandonar la playa, toda la zona residencial al norte de Montoya forma un lindo paseo forestado, para recorrer a pie o en bicicleta. 

Otra opción diferente, alejada de las playas, consiste en conocer el Mantra Resort, donde aparte de funcionar un hotel hay casino y teatro con buenas propuestas internacionales. Y en el Shopping Oh! de La Barra muchas veces hay espectáculos musicales al aire libre y teatro para niños.

Paseos

Encantos naturales, museos, lugares emblemáticos, todas estas opciones son posibles a pocos minutos de Montoya, sumando encanto a la movida de la playa:

  • Laguna blanca: Un rincón natural muy cerca de Montoya, a menos de un kilómetro al noreste. Este espejo de agua abastece la zona desde 1971; tiene 500 metros cuadrados de superficie casi cuatro metros de profundidad máxima. Tiene una característica única en la región, y es que está habitada en abundancia solo por dos tipos de peces y una de camarones, que proliferan debido a la ausencia de predadores. Se llega fácilmente por ruta 10 doblando al norte por la calle Solanas.
  • Laguna José Ignacio: Transitando diez minutos al este por la ruta 10, a simple vista ya se puede contemplar esta laguna, enmarcada por un paisaje sereno donde pasar una tarde familiar distinta. Los que tengan más espíritu aventurero pueden practicar kitesurf y parapente.
  • Laguna Garzón: Pasando José Ignacio está la  frontera departamental entre Maldonado y Rocha, marcada en parte por esta laguna. Aparte de la experiencia pintoresca de cruzar en la balsa (hoy ya se está construyendo un puente para el cruce), la paz que rodea esta zona es incomparable y se puede observar la fauna y flora local, además de animarse con el kitesurf (hay una escuela cerca del cruce). El hotel flotante sobre la Laguna es una atractiva propuesta turística y el encantador Pueblo Garzón, algunos kilómetros al norte, invita a un buen paseo a la tardecita.
  • Museo del Mar: Al norte de los puentes ondulantes en El Tesoro, este lugar encierra cuatro museos en uno: Uno dedicado al mar y sus especies (hay más de 5000 especies de caracoles y un esqueleto de ballena gigante); otro enfocado a los balnearios con recuerdos, fotos y objetos de la época; un tercero que apunta los instrumentos náuticos; y finalmente un insectorium con casi 40000 ejemplares a la vista. Especialmente recomendado para toda la familia, está en las calles Pedro Alcardi y Romildo Risso.
montoya_5.jpg
El verde y el azul conforman el paisaje.

Gastronomía

La principal actividad gastronómica en Montoya se da en sus paradores. Aunque siempre se puede ir hasta La Barra o El Tesoro para disfrutar de otras opciones más convencionales -y económicas-, uno de los encantos de este balneario radica en la posibilidad de disfrutar de un buen plato con la mejor vista al mar.

Parador Moby Dick: Nada como el placer de un almuerzo o un trago entre amigos mirando el Océano, sobre la playa misma. La carta incluye mariscos, minutas, pescados y muy buenos postres. Plato recomendado: Tabla del Atlántico (bocadillos, ceviche, rabas, langostinos). Siempre está muy concurrido durante el verano; y organiza shows en vivo y diversos eventos. El mejor momento para disfrutar de este parador es por la tarde. Se encuentra por ruta 10 a la altura de la parada 48.

La Huella: Disfrutar de un almuerzo en este restaurante de José Ignacio es un lujo que no se puede ignorar estando tan cerca. Ubicado de manera privilegiada sobre la playa, combina una privilegiada vista al mar con una atención inmejorable y un menú exquisito; no en vano está considerado entre los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica. Se puede pedir desde sushi hasta manjares de parrilla, aunque nuestra recomendación son las croquetas de cangrejo sirí. Ubicado en Playa Brava, dentro de José Ignacio.

Posta del Cangrejo: Bien cerquita en La Barra, este restaurante de alta gastronomía funciona dentro del hotel que le da nombre. Tiene una terraza con excelente vista a la playa, para disfrutar sin prisa la carta (especialidades europeas y platos regionales). Es ideal para visitar en familia. Se encuentra sobre la ruta 10 esquina Los Remansos.

 montoya_6.jpg
Uno de los caminos escondidos en la zona norte de Montoya. Calle Mouriel.

Vida nocturna

Entre los atardeceres VIP de Montoya y las noches de La Barra se genera una simbiosis exitosa que no da descanso a quienes buscan aprovechar al máximo la movida de la zona.

  • Cuando no hay eventos nocturnos en los paradores de Montoya, la actividad por las noches se vuelca por completo hacia el vecino La Barra. Allí, al caer el sol, los bares, pubs y clubs del centro de La Barra atraen a mucha gente que busca hacer previa en esos rincones para luego salir a bolichear en las fiestas chic de los boliches Arreche y el glamoroso Tequila que reciben a la farándula y el jet set de la región. Otra opción son las fiestas privadas en las casitas del balneario, donde grupos particulares alquilan una casa y hacen su propia movida.
  • Para los que buscan una noche más relajada, pueden disfrutar la cartelera teatral y el casino del Mantra Resort en La Barra o el Conrad de Punta del Este. En la península, por supuesto, también hay exclusivos nightclubs como Ovo, Soho y Ocean Club, que atraen a los más salidores.

Eventos

La playa Montoya convoca frecuentemente a eventos multitudinarios. Un ejemplo es la Corona Sunset, que se realiza anualmente en el mes de enero. Consiste en DJ’s musicalizando las puestas de sol y degustación de tragos basados en la conocida cerveza. En su edición de enero 2015 se congregaron más de 2000 personas, que vivieron la sorpresa musical con invitadas especiales que no habían sido anunciadas en el programa: las reconocidas gemelas australianas Miriam y Olivia Nervo, prestigiosas DJ’s que siguieron musicalizando el resto del evento.

montoya_7_corona-sunset-2015.jpg 
Corona Sunset 2015. (Foto: Bemer)

Servicios

Cualquier cosa que necesite el visitante alojado en Montoya se encuentra en La Barra, a pocos pasos. Allí mismo sobre la ruta 10 está el Shopping OH!, con cantidad de comercios. La conexión entre Montoya y el resto de la zona es inmejorable ya que por ruta 10 están las principales paradas de ómnibus pero también hay algunas por las calles internas. El Aeropuerto Internacional en Laguna del Sauce está pocos kilómetros al oeste, dando conectividad a esta zona con varios destinos de la región.

Balneario todo el año

En temporada alta Montoya es un hervidero de gente joven que lo llena todo de vida y visitantes del jet set internacional que engalanan al balneario con su glamour. En temporada baja la zona adopta una atmósfera mucho más tranquila; si bien las playas siguen vivas ya que los surfistas las visitan todo el año.

Ya sea tanto para disfrutar de su intensa agenda veraniega como para distenderse disfrutando del paisaje costero cuando todo está más calmo, Montoya siempre es un destino a tener en cuenta.


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?
También te puede interesar...
Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017