Categoría: Balnearios

El Tesoro

El Tesoro

Al cruzar los puentes ondulantes de La Barra rumbo al este, nos espera una tranquila zona residencial conocida como El Tesoro, que se extiende a orillas del arroyo Maldonado. Algo lejos del mar pero con hermosas costas fluviales, este balneario es una inmejorable opción para estar en un lugar bien sereno pero estratégicamente situado a pasos del colorido de La Barra y la intensidad de Punta del Este.

el-tesoro-1.jpg
Vista de la desembocadura del arroyo Maldonado; El Tesoro.

Ubicación

El Tesoro se encuentra a 143 km de Montevideo, al norte de los puentes ondulantes que cruzan el arroyo Maldonado, entre Punta del Este y La Barra. Se llega cómodamente por ruta 10.

Origen

Las costas de Maldonado son ricas en historias de piratas casi tanto como las de Rocha. De estas leyendas toma su nombre El Tesoro: la creencia popular afirma que los piratas que acechaban estas costas escondieron sus tesoros en las islas del arroyo, más precisamente en la isla de Cagüi y en la de los Pescadores, la más cercana a la desembocadura.

Balnearios cercanos

  • El centro de La Barra se encuentra a pocos metros de El Tesoro. Allí hay una intensa actividad comercial, un shopping, clubs y lugares para cenar o hacer previa para luego vivir  una de las movidas nocturnas más agitadas del país. 
  • Más al este, a escasos minutos, aparecen las playas más top del la región: Montoya y Bikini. Ambas apuntan a un público más joven y se llenan en verano, sobre todo en torno a los paradores, donde hay DJ’s musicalizando las puestas de sol y suelen organizarse enormes fiestas y eventos.
  • Punta del Este está del otro lado de los puentes ondulantes, con sus numerosas propuestas de compras y ocio. Exclusivos clubs nocturnos, tiendas de renombre internacional sobre Gorlero o la Fashion Road, casinos y grandes eventos deportivos son algunas de las posibilidades a solo cinco minutos en auto.
el tesoro 2.jpg 
Un guiño a los turistas. ¿De dónde viene? ¿A dónde van?

Playas

El Tesoro tiene varias playas a orillas del Arroyo Maldonado, que por su alto nivel de salinidad tiene aguas menos densas que otros cursos fluviales. 

La playa cercana a los puentes ondulantes es pequeña y más propicia para pescar que para el baño. En las inmediaciones predominan casas en primera línea con pequeños muelles privados y humedales al oeste. Hay otra playa más al sur, en la desembocadura del arroyo Maldonado, conocida como La Boca. En la cara opuesta del arroyo hay playas más concurridas pero igualmente tranquilas. 

Todas son ideales para visitar en familia, sin las peligrosas olas del océano. Los más chicos pueden disfrutar de un baño seguro y los más grandes aprovechan para practicar deportes náuticos o pasar el rato pescando en sus aguas calmas. El paisaje circundante (sobre todo el natural pero también el urbano), enriquece la vista y combina un lugar acogedor libre de todo estrés, sin paradores con música fuerte ni aglomeraciones de gente como sucede en las playas más al este.

Actividades

  • El arroyo Maldonado se puede recorrer en canoa o kayak, es muy disfrutable hacer este recorrido acuático bordeando los bancos de arena.  Pero aún fuera del agua, todo el entorno del arroyo guarda hermosos lugares para recorrer a pie o en bicicleta,  y disfrutar de una buena merienda al aire libre en las tardes. 
  • Los amantes de la pesca pueden probar suerte bajando hasta la desembocadura del arroyo, donde se pueden sacar desde pequeños pejerreyes hasta grandes corvinas. Muy cerca, las playas Montoya y la Brava de Punta del Este son las preferidas por los sur
el-tesoro-3.jpg 
Vista de los puentes ondulantes desde El Tesoro

Paseos

Dentro de El Tesoro hay un lindo muelle de madera al otro lado del arroyo Maldonado que vale la pena conocer. Se encuentra al costado de los puentes ondulantes, en la orilla opuesta, allí siempre se dan cita los pescadores. Desde ese punto la vista  es muy reconfortante, colmada del verde natural que le rodea y a la derecha la majestuosa silueta curva de los puentes. Para los que nunca tienen apuro, es una buena propuesta hacer este paseo en bicicleta o caminando.

Por supuesto, tampoco hay que dejar pasar la oportunidad de conocer lugares emblemáticos a pocos minutos en auto del balneario:

  • Museo del mar: Al norte de El Tesoro, este  museo sorprende con interesantes muestras de fauna marina y también exposiciones sobre la historia reciente y no tanto de los balnearios de la zona. Esqueletos, fotos, instrumentos náuticos, y objetos de todo tipo hacen del museo un  paseo perfecto para la  familia, entretenido y muy educativo para todas las edades. La única advertencia a tener en cuenta es que una vez dentro el tiempo pasa volando. Se encuentra en las calles Pedro Alcardi y Romildo Risso.
    museo-del-mar-el-tesoro.jpg
    Entrada al Museo del mar; El Tesoro.

Lagunas:

Al este de El Tesoro hay dos lagunas, cada una con su propia identidad, que son una buena oportunidad para disfrutar de la naturaleza y conocer hermosos paisajes a pocos minutos de viaje.

  • Laguna José Ignacio: A 15 minutos/auto, antes de llegar a José Ignacio, este espejo de agua es buena opción para disfrutar en solitario practicando parapente o kitesurf, o con la familia disfrutando una tarde de picnic. 
  • Laguna Garzón: Pasando José Ignacio, a 20 minutos/auto de El Tesoro, surge este rincón natural declarado parte de la Reserva de Biosfera de Bañados del Este, debido a su enorme riqueza de fauna y flora. Un lugar donde uno puede realmente desenchufarse y atender el silencio: suave brisa, canto lejano de las aves y apenas el murmullo del agua. No hay más movimiento que el de la balsa que cruza hacia Rocha, algunos pescadores y el hotel flotante en una de las orillas.
el-tesoro-4.jpg 
Kitesurf en laguna José Ignacio
  • El puerto y las islas en Punta del Este: La zona portuaria de la península puntaesteña tiene el encanto de las embarcaciones de los pescadores artesanales y el glamour de los yates privados y veleros. A este marco se suman los lobos marinos que se acercan a los turistas para recibir alimento; y los puestos de venta de pescados y mariscos a cargo de quienes un momento antes estaban pescando en el mar. Desde allí salen excursiones para la Isla Gorriti, hermoso rincón natural con paradores, una bahía propia donde recalan muchas embarcaciones de lujo, y un pasado histórico rico en aventuras de la época colonial donde aún se ven construcciones y cañones españoles. 
  • También se puede visitar la Isla de Lobos. Desde la embarcación es posible ver claramente los animales que le dan nombre a la isla, el faro y las instalaciones de los científicos que estudian este ecosistema tan rico y protegido.
  • Casapueblo: Destino ineludible ubicado en Punta Ballena, a 15 minutos en auto al oeste de El Tesoro. Es una gran escultura blanca creada para ser habitada por las manos del artista Carlos Páez Vilaró. Desde sus balcones se dominan los mejores atardeceres, y allí funciona un hotel, un museo, y un pequeño restaurante.

Gastronomía

El Tesoro es un balneario pequeño, sí, pero no por eso carece de opciones para comer o tomar algo. Merendar junto al arroyo, cenar en un entorno cálido o picar algo antes de salir a bailar son algunas de las propuestas. Nuestras recomendaciones:

  • Medialunas calentitas: Una cafetería que ya es un clásico de El Tesoro, ideal para ir a cerrar la tarde luego de la playa, ya sea para ir entre amigos o para merendar con los niños. ¿Qué recomendamos? Las medialunas, por supuesto acompañadas con café, que hacen valer su precio (si bien no es económico, la relación con la calidad es muy equilibrada). También hay sandwiches calientes, bocattas y tartas, entre otras delicias que incluyen platos clásicos como pizza o milanesas, empanadas y ensaladas para cenar o almorzar. Hay mesas adentro y afuera. Ubicado en ruta 10 y Camino del Cerro Eguzquiza.
  • 3 Mundos: A cargo de la escultora Laura Sanjurjo, su nombre señala claramente lo que nos encontramos al entrar: la conjunción de tres mundos donde conviven el diseño, la arquitectura y un exclusivo café. Rodeado de vegetación, está ambientado como un almacén de campo, y en cada detalle se nota la mano incomparable de la dueña y del arquitecto Diego Montero. La cafetería se encuentra al fondo, con mesas dentro y fuera en su lindo jardín (en el primer piso funciona el estudio de arquitectura y el resto del local es un bazar). Elaboran sus platos con productos artesanales y la gran estrella es el Gravlax, una especialidad escandinava a base de salmón curado con eneldo, sal y azúcar. Ubicado en la calle 14 y continuación de ruta 10.

 

 

  • Restaurante Al Forno: Este local envuelve al visitante en una atmósfera cálida y relajada. Al entrar uno se siente como en una gran cabaña, siempre muy cerca de la naturaleza que se aprecia desde el deck (con mesitas) o el gran ventanal  del comedor interior. La cocina al horno de barro le da un encanto único a las creaciones del chef Federico Amándola; entre las que se destacan los mariscos y el risotto. Hay muy buenos vinos también. Ubicado en la calle 17 y la calle 20. WebFacebook
  • Restaurante San Jorge: Apenas cruzar el puente ondulante, este restaurante ya es tradición en la zona, sobre todo por sus exquisitos mariscos y pescados. El plato recomendado es la brótola “San Jorge”; pero no podemos dejar pasar dentro de los postres el panqueque de manzana al ron con helado. También se hornean buenas pizzas. Ubicado en la calle Pirucho Cairo y Ruta 10.  Facebook
  • El Rincón de Melgar: Este pequeño local se sitúa dentro de El Tesoro, junto al Arroyo Maldonado, circundado por mucha naturaleza. . Ofrece platos rápidos pero con sello de autor, además de ricos jugos y batidos. Perfecto para pasar una linda tarde tomando algo fresco, sobre todo al caer el sol. Es de los lugares más económicos de la vuelta, una de las gratas sorpresas de toda la zona. Ubicado en la calle Blanca Luz Brum y Ruta 10Facebook
    rincón-de-melgar-el-tesoro.jpg
    El Rincón de Melgar: al fondo pueden apreciarse las aguas del arroyo Maldonado. (Foto:FB El Rincòn de Melgar)  

Vida nocturna

Más allá de los restaurantes que abren a la cena, la noche dentro de El Tesoro es tranquila. Sin embargo, muy cerca se encuentra la intensa actividad de La Barra: el centro muestra tentadores bares, pubs y restaurantes donde hacer previas, y los boliches atraen como imanes a los más jóvenes. Tequila es el boliche más exclusivo de toda la zona, la entrada se paga en dólares y cada noche se dan cita los personajes más conocidos del jet set argentino. Hay agite o Arreche son otras opciones más accesibles e igual de disfrutables; y últimamente están de moda las fiestas privadas en las casitas donde grupos de jóvenes alquilan una casa y hacen su propia movida.

Para quienes buscan algo más tranquilo, a pocas cuadras de la ruta 10, dentro de La Barra, está el Mantra Resort que ofrece espectáculos internacionales de teatro, eventos relacionados con la moda y un elegante casino.

Por supuesto nunca falta Punta del Este, que a solo cinco minutos en auto, suma y mucho a la vida nocturna de la zona. Los boliches Ovo y Ocean Club son los más visitados, Moby Dick en la zona del puerto está muy bueno y no cobran entrada, y también aportan más opciones los show musicales internacionales de reconocidas estrellas que organiza el Conrad ocasionalmente.

¿Sabías que…?

La leyenda del tesoro pirata escondido en alguna isla del arroyo Maldonado fue siempre un incentivo para los aventureros, y más de uno lo buscó sin éxito. Se cuenta que en 1888 un grupo de exploradores emprendieron la búsqueda y desaparecieron sin dejar rastro, abandonando sus instalaciones y todos sus pertrechos. Algunos dicen que se fugaron al encontrar el tesoro sin notificar a las autoridades correspondientes, pero el misterio nunca fue revelado. El tesoro que buscaban se le atribuía al corsario Francisco Tournier.

Servicios

El Tesoro está muy bien conectado con los puntos más importantes de Punta del Este gracias a la ruta 10 que pasa por el balneario. Sobre la ruta 10 hay una estación Ancap con minimercado (cuando la carretera dobla al sur, antes de llegar a la calle Juan Pedro López). Dentro mismo del balneario hay supermercados, locales comerciales, almacenes y rotiserías; y muy cerca está el centro de La Barra, que complementa a El Tesoro con una oferta comercial y de servicios más amplia. 

Balneario todo el año

El Tesoro es un lugar que mantiene su atractivo las cuatro estaciones. Siempre es tranquilo, siempre hay algo abierto, siempre se puede disfrutar del arroyo y la naturaleza circundante, pescar, pasear, descansar. Es uno de esos rincones donde el tiempo parece no pasar nunca. Quienes busquen un lugar donde desenchufarse sin tener que esperar al verano, El Tesoro es un destino ideal para eso.


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?
También te puede interesar...
Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017

Categoría: Balnearios, 08 Agosto, 2017